La crisis sanitaria nos ha hecho replantear muchos hábitos y uno de los sectores que se ha visto afectado es el de la movilidad, y es que la forma en la que los ciudadanos se mueven dentro de la ciudad ha generado un debate debido a la estrecha relación entre movilidad y la seguridad en cuanto a salud del transporte público se refiere.

Ahora, los ciudadanos apuestan más por el uso de vehículos individuales, como la moto o la bici, ya que permiten mantener la de seguridad y evitar aglomeraciones. Y así, lo confirman los primeros datos que presenta Gecco, compañía de motosharing urbano, que en su primer mes de actividad en la ciudad Condal ha superado los 2.000 usuarios, con un ritmo cerca de 100 usuarios nuevos al día, así como los más de 3.000 registros en la app, cumpliendo con su objetivo de hacer llegar al ciudadano de Barcelona una nueva opción de motosharing urbano, garantizando libre movilidad de manera práctica y flexible.

Su fundador, Damien Harris señala que “Conscientes de que el aterrizaje se ha producido en un momento atípico estamos muy satisfechos de los resultados obtenidos durante el primer mes en Barcelona y la respuesta que hemos recibido por los ciudadanos de Barcelona. En el futuro seguiremos apostando por poder seguir ofreciendo a los usuarios una nueva opción de transporte ágil y respetuosa con el medio ambiente”

Motosharing, el futuro de la movilidad sostenible en Barcelona

En esta época de cambios se nos brinda la oportunidad de plantearnos y apostar por una movilidad más segura, inteligente y sostenible. Sumándose a la crisis actual, la tendencia en el sector de la movilidad es que cada vez el consumidor esté menos preocupado por un vehículo en propiedad y a la vez está más concienciado por el medio ambiente.

Según el último estudio realizado por la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente, donde se analiza, entre otras cosas, el impacto que ha tenido el Covid-19 en la contaminación de 21 ciudades europeas, confirma que el 74% de los españoles no quiere que su ciudad vuelva a los niveles de contaminación previos a la pandemia.

El uso del motosharing y de vehículos eléctricos respetuosos con el medio ambiente se presenta como una de las respuestas a la demanda actual de ciudades como Barcelona, referentes en la movilidad urbana inteligente, que buscan alternativas sostenibles y que permitan a sus ciudadanos desplazarse de forma segura y ágil.

Actualmente la compañía dispone de 348 motos en Barcelona, aunque esperan que esta cifra aumente en los próximos meses, alcanzando los casi mil vehículos a final de año, hecho que permitirá que su presencia en la ciudad se afiance. En esta línea, Gecco se convierte en una de las múltiples opciones en movilidad sostenible gracias a sus scooters eléctricos, permitiendo que sus usuarios se puedan mover de forma práctica y flexible por la Ciudad Condal. Las motos, pensadas para uno o dos pasajeros, alcanzan los 45km/h y han estado fabricadas íntegramente en Europa. Por otro lado, pensado para aquellos usuarios más asiduos a utilizar sus scooters, la compañía ha establecido una tarifa plana que cubre los primeros 25 minutos de trayecto durante todos los días por un precio muy reducido al estándar.

Así, según datos de Gecco, teniendo en cuenta que el promedió de un trayecto en Barcelona es de unos 12 minutos por día, tanto la ida como la vuelta quedarían cubiertos. Asimismo, Gecco ha adecuado su operativa para que la seguridad y salud de sus usuarios no se vea comprometida en ningún momento. Para ello, la compañía ha extremado las medidas de seguridad que se requieren, ofreciéndoles a sus usuarios varios elementos de protección dentro del baúl de cada vehículo como una mascarilla, uso de gel hidroalcohólico, y una boina, la rejilla que se coloca entre el pelo y el casco. De igual manera, el scooter se desinfecta por el personal de mantenimiento con gran frecuencia.

Acerca del motosharing barcelonés Gecco

Gecco nace en 2019 y se lanza en 2020 en Barcelona con el objetivo de ofrecer al ciudadano de Barcelona una opción de motosharing urbano inteligente y sostenible. Así, la compañía facilita que sus usuarios se puedan mover por la ciudad libremente de una manera más respetuosa con el medio ambiente y a precios muy competitivos, dependiendo del estilo de vida de cada usuario. Su fundador es Damien Harris, un empresario de origen australiano que decidió asentarse hace veinte años en la capital catalana tras vivir en cuatro continentes diferentes. Cuenta con más de quince años de experiencia empresarial en Barcelona, concretamente en el sector de la movilidad urbana y en el turístico, formando parte de diversos proyectos empresariales.

Vía | Gecco

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre