Tiene un diseño exquisito, utiliza componentes de elevada tecnología, se construye con materiales de altísima calidad, es eléctrico y a la vez revolucionario. ¿Quién crees que lo ha parido? Sé lo que estás pensando, pero no, no es Elon Musk. Este monopatín eléctrico se llama Hunter Board y más bien es un longboard con alas. Hoy sale a la venta el vehículo eléctrico más rompedor que hayamos visto en los últimos meses y lo hace con una tirada de producción muy limitada: un total de 50 unidades para los primeros 50 afortunados que realicen su compra en el sitio web oficial de Hunter Boards. Las entregas del Hunter Board Founders Edition se realizarán entre septiembre y diciembre de este mismo año según esta norma: «el primero que lo compra, el primero que lo recibe».

A diferencia de Tesla, Hunter Boards es una empresa portuguesa que ha llegado para cambiar el paradigma del sector VMP y de los vehículos eléctricos de movilidad personal. El Hunter Board, producto homónimo de la marca creada por Miguel Morgado y Pedro Andrade, es un patinete eléctrico de lujo con un motor explosivo: 3600 Watts de potencia entre los dos motores (uno por eje) y 55 km/h de velocidad máxima son sus credenciales. Para su tamaño, más pequeño que un longboard y algo superior al de un monopatín al uso, las baterías tampoco están nada mal. Ofrecen 38 kilómetros de autonomía y además son completamente planas e intercambiables (tan solo se tarda 15 segundos), por lo que fácilmente podríamos llevar otro paquete de celdas en la mochila para realizar otros 38 kilómetros adicionales y superar los 70 km de conducción eléctrica en este rompedor vehículo.

En cuanto a la estructura y el estilo, el Hunter Board derrocha personalidad y carisma. Su estructura es de aluminio de grado aeronáutico (7075-T6) y cuenta con suspensión en ambos ejes. Tanto delante como detrás las cuatro ruedas tienen suspensiones independientes y pueden recorrer libremente hasta 53 mm para un mayor confort de marcha. El diseño patentado de la suspensión es el gran fuerte de este monopatín eléctrico, lo cual garantiza un menor número de caídas debido a las malas condiciones del firme.

El sistema de giros es realmente ágil y permite realizar ángulos cerrados con total seguridad. Su sistema eléctrico está preparado para que sea resistente al agua y además propone hasta 5 modos de conducción (Eco, Calm, Sport, Rain y Custom), incluyendo uno específico para circular en condiciones de lluvia con mayor seguridad. La tecnología de frenada regenerativa que permite obtener una gran autonomía con menos cantidad de energía almacenada en las baterías. Aún así, a pesar de sus 38 kilómetros de autonomía, el Hunter Board tan solo pesa 9 kilogramos, con lo que fácilmente podemos subirlo al coche, a la oficina o por las escaleras.

Hunter Board, el longboard eléctrico del que todos hablan

Ya sabéis que nosotros, Nueva Movilidad, somos los primeros fans de Hunter Boards. Como habéis podido leer, anunciamos su lanzamiento y le dimos el bombo que merece en redes sociales (recuerda seguir @nueva.movilidad en Instagram). Pero no es para menos, ni tampoco somos los únicos. Este monopatín eléctrico levanta pasiones dentro del sector de los VMP y la movilidad urbana, y si no fíjate lo que dicen de él los medios internacionales de más renombre.

The Verge: «Hunter Board es para todos aquellos que aman los monopatines eléctricos y no quieren que las malas condiciones de a carretera arruinen su recorrido».

Stuff: «Hunter Board es un monopatín eléctrico con una suspensión ‘como Dios manda’ que permite a los riders atravesar caminos rocosos y terrenos complicados sin muchos problemas».

Input: «Como si fuese un Tesla, Hunter Board tiene un diseño extremadamente cuidado, es un producto de lujo».

Uncrate: «El fabricante ha diseñado un sistema de suspensiones único que incrementa la estabilidad del conductor y reduce el riesgo de caerse de la tabla al circular por terrenos en malas condiciones, un problema típico del mundo de los monopatines eléctricos«.

Para rematar, un alucinante control remoto sacado de Star Wars

Por si todavía no has quedado con la boca abierta, el toque final que Hunter Boards ha dado a su vehículo es un increíble control remoto en forma de sable láser que hace un pequeño homenaje a la saga Star Wars y todos sus seguidores. El «mando» del patinete eléctrico tiene un acertado diseño cilíndrico que podría haber firmado el mismísimo George Lucas y que le da un toque distintivo frente a cualquier otro vehículo eléctrico de su categoría.

El control es completamente personalizable y permite regular la sensibilidad de al rueda que gestiona tanto del acelerador como de la frenada. Construido en aluminio de alta resistencia, igual que el patín, ofrece autonomía suficiente para 50 usos completos de la batería del monopatín eléctrico. Hunter no ha detallado si la «espada láser» funciona a pilas o con batería recargable, pero la verdad es que no nos preocupa lo más mínimo.

Precio del Hunter Board y personalización

El precio del Hunter Board parte de los $1949 dólares (1.675 euros) para las 50 primeras unidades de la Founders Series y se puede pagar en seis mensualidades sin intereses ($324/mes). Si deseas tener un Hunter Board único puedes optar por la opción de personalización ($199) y el fabricante incluirá un texto con la inscripción que prefieras en la parte baja del vehículo.

¿Y tú qué opinas? ¿Te gusta? ¿Lo comprarías? ¿Le cambiarías algo? ¡Deja tu comentario!

Más información y pedidos: hunterboards.com

Más novedades sobre VMP en Nueva Movilidad

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre