El CEO de Tesla, Elon Musk, siempre tiene un gran titular reservado para centrar la atención en el fabricante estadounidense (también para mover los mercados). La última declaración que ha ofrecido es que Tesla está ‘muy cerca’ de alcanzar el nivel 5 de conducción autónoma. Esto se traduciría en la capacidad plena de conducir/navegar sin intervención alguna del conductor.

“Estoy plenamente convencido de que el Nivel 5 o la autonomía total llegará, y pienso que ocurrirá bastante rápido”

Elon Musk – Tesla Motors

Estas fueron las palabras de Musk en medio del mensaje de inauguración de la Conferencia Mundial de Inteligencia Artificial que arrancó la semana pasada en Shanghái. Ya sabemos lo qué sucede cuando Musk lanza alguna afirmación o declaración, y es que siempre pasa algo, ya sea una reacción mediática o bursátil.

La carrera por alcanzar la conducción autónoma total cuenta con ‘players’ muy importantes, Alphabet (antes Google) con Waymo, Volvo, Daimler, también Amazon, que ha entrado en escena con la reciente adquisición de Zoox. Sin duda, ser el primero tendrá unos beneficios claros, ser el pionero es muy apetecible para cualquier fabricante/grupo y probablemente Musk no quiere dejarlo escapar.

En este sentido, Musk ha afirmado que “este mismo año tendremos la funcionalidad básica para la conducción autónoma de nivel 5”. Los expertos de la industria, por su parte, han afirmado que este desarrollo podría tomar algo más de tiempo, a lo que habrá que sumar lo que tarde el público en confiar en un vehículo completamente autónomo. Con lo cual, queda abierta a interpretación esta nueva declaración de Musk.

En medio de estas declaraciones, ha salido al paso el Director Ejecutivo del Center for Auto Safety, Jason Levine, que ha dicho: “ellos (refiriéndose a Tesla) pueden publicar tantas notas de prensa como quieran, pero hemos visto que siguen trabajando muy duro en que los niveles 2 y 3 funcionen correctamente”. Para dejar claro que queda camino por recorrer, Levine agrega:

«Para evitar esta farsa y el engaño al consumidor, la NHTSA podría haber escrito estándares para funciones como el frenado automático de emergencia o la advertencia de colisión frontal, o incluso podría haber requerido sistemas de monitorización del conductor para vehículos con características ADAS, entre otras cosas. Pero, por supuesto, eso no sucedió».

Volviendo a lo técnico, Musk también afirmó durante su discurso que están desarrollando nuevos sistemas de proyección de calor o enfriamiento para emplear ordenadores más avanzados en los vehículos. Asimismo, ofreció dos datos clave, que se han vendido unas 15.000 unidades del Model 3 ‘Made in China y que Tesla se ha convertido en el fabricante de automóviles de mayor valor y su capitalización de mercado superó a la de Toyota.

Todo lo que envuelve a Musk y sus compañías nunca está exento de polémica. Es cierto que Tesla cuenta con una ventaja en esta carrera, y es que tiene decenas de miles de vehículos rodando alrededor del mundo recabando datos para mejorar el Autopilot y los desarrollos posteriores que veremos. ¿Será en breve? Probablemente, pero coincidimos que la confianza del consumidor será otro gran escollo a superar.

Vía | Automotive News

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre