No cabe duda de que el 2020 está siendo un año ‘complicado’ en muchos sentidos, pero una de las buenas noticias que se pueden rescatar es el de ventas de bicis eléctricas, no solo a nivel local aquí en España, ni europeo, están triunfando a nivel mundial ya que representan una gran alternativa al vehículo privado además de una opción segura frente a la pandemia.

Esa buena noticia ha traído consigo el nacimiento de nuevas marcas, el resurgir de otras y la consolidación de varias que apostaron por la bici eléctrica. Muchas ventas que incluso dejaron sin stock a varias compañías, menos coches en las ciudades y, sobre todo, más usuarios con sus bicis eléctricas, pero ese es precisamente un gran problema para las marcas.

Los fabricantes de bicis eléctricas, tanto los nuevos como los de más tradición, no se esperaban unas cifras de ventas como las vistas hasta la fecha, podría ser el sueño de cualquier compañías, miles y miles de clientes disfrutando del producto, pero estas empresas se han enfrentado a un monstruo, brindar atención a todos estos nuevos clientes.

¿Qué han hecho los fabricantes de bicis eléctricas?

Está claro que para los gigantes de la industria es una labor relativamente más sencilla ya que cuentan de base con departamentos enteros de soporte que, en cuestión de minutos, podían resolver dudas o hacer un primer contacto con el cliente. Pero del otro lado hay empresas pequeñas que no contaban con esos recursos y que empezaron a recibir dudas y quejas.

En el reporte de electrek se citan algunos ejemplos, como VanMoof, cuyas ventas se duplicaron en un breve periodo de tiempo y que tiene en las redes sociales un importante canal de ventas, empezaron a tener mucha actividad de clientes con inquietudes y problemas con el producto. Aunque el porcentaje de usuarios era pequeño, generaban un ruido que era frustrante.

Otra marca ‘nueva’, Rad Power Bikes, también pasó por algo parecido, y se vieron impulsados a dotar de músculo a su departamento de atención al cliente visto el boom de ventas. Pasaron de 40 a 70 personas dedicadas a soporte en pocas semanas. Una buena decisión tomada a tiempo ya que coincidió con el lanzamiento de la RadMission, su modelo de acceso.

Otra empresa que se vio en esta necesidad fue Lectric Ebikes, que ya había saboreado el éxito con su Lectric XP, uno de los modelos más vendidos en 2019 y que fue seguida por la Lectric XP Step-Thru, ante la enorme demanda como consecuencia de la pandemia, reforzaron su equipo con varias personas de atención al cliente y hasta un Director de Operaciones.

Se podría pensar que las marcas con red de tiendas y distribuidores tienen ventaja sobre las que solo venden online, y podría ser así, la compra por internet no resulta algo cómodo para todos los usuarios, eso está claro. Pero el punto en común es la atención que se brinda a un usuario de bici eléctrica luego de la venta, es algo que ambas vertiente deben atender.

Más sobre bicis eléctricas en Nueva Movilidad:

Imagen cabecera | Geo Chierchia en Unsplash

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre