Con el aumento del uso de bicicletas eléctricas, no han tardado en aparecer accesorios y dispositivos nuevos que apuntan a ese mercado. Algunos de ellos fueron TICC*, un dispositivo de luces inteligentes; la mochila Bunji o la caravana plegable CreaCon Scout Camper. En este contexto aparece CLIP,  un kit de conversión eléctrica que se puede conectar fácilmente a cualquier bicicleta, convirtiéndola instantáneamente en una bicicleta eléctrica.

Un kit de conversión eléctrica diseñado para los ciclistas urbanos

Creado por CLIP, una compañía con sede en Brooklyn, presentó este elegante kit de conversión de bicicleta eléctrica que es tan liviano como una computadora portátil. Además, entra en una mochila y se ve muy bien no solo en su bicicleta sino también mientras se carga en el escritorio. Su motor de 450 W es capaz de alcanzar un máximo de 24 kilómetros por hora. Está alimentado por una batería de 36 V, lo que equivale a un viaje de 45 minutos y puede recargarse al 100% en solo 40 minutos.

Diseñado para el viajero urbano, CLIP presenta un elegante marco negro con paneles laterales de aluminio cepillado. Se puede llegar a la oficina frescos, y el accesorio se puede quitar, por lo que el dueño no tendrá problemas para guardarlo en un lugar seguro. El ciclista, cuando el motor CLIP está montado, puede seguir pedaleando de forma normal, lo que aumenta la potencia cuando se trata de subir cuestas. Con una garantía de reemplazo de 1 año, CLIP tiene un precio de 325 euros.

Una bicicleta eléctrica portátil en segundos

Se trata de un kit de conversión eléctrica que se acopla a la horquilla delantera y que funciona gracias a la fricción generada con la propia rueda a la que imprime la potencia. El kit es compatible con bicicletas que tengan una medida de neumático delantero de entre 26 y 28 pulgadas. Dada su morfología sólo podrá aceptar neumáticos de bicicletas de carretera o ciudad. Además, funciona como una luz de bicicleta, con luces de proyección LED/láser para proteger a los ciclistas.

Por otro lado, CLIP colabora con distintas compañías ecológicas como Velogik y Discover Bike. La idea es que gracias a CLIP puedan usar las bicis con mayor frecuencia, sobre todo en las ciudades más pobres. Gracias a su precio, de 325 euros, la primera tirada de Clip fabricados se agotó. Todos los clientes que quieran adquirirlo deberán esperar a la segunda tirada, que se puede reservar a través de su web. El objetivo de la compañía es que el producto esté disponible en máquinas expendedoras especiales en todas las áreas urbanas del mundo.

Más sobre bicicletas eléctricas en Nueva Movilidad:

Vía | Design Boom

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre