La filial de Cabify de patinetes y motos eléctricas compartidas, Movo, y la empresa de motosharing Muving han llegado a un acuerdo para combinar sus servicios en todas las ciudades en las que operan.

A partir de ahora, los usuarios de Movo podrán viajar con condiciones especiales cuando utilicen la aplicación de Muving en las ciudades de Cádiz, Sevilla, Córdoba, Valencia y Zaragoza. El acuerdo da acceso tanto a sus motos como a sus patinetes eléctricos compartidos y próximamente bicicletas, aunque por ahora las bicicletas solo estarán disponibles en Madrid.

Por su parte, los usuarios de Muving disfrutarán también de ventajas en su primer viaje con alguna de las categorías de micromovilidad que ofrece Movo en Madrid (patinetes eléctricos, motos eléctricas y próximamente bicicletas) y Barcelona (motos eléctricas). Actualmente, Muving cuenta con 70.000 usuarios en Madrid y 17.000 en Barcelona.

5.000 motos eléctricas compartidas en 7 ciudades

El acuerdo entre ambas compañías genera un grupo de 300.000 usuarios combinados, que tendrán un acceso a una flota de 5.000 motos compartidas en Madrid, Barcelona, Cádiz, Sevilla, Valencia, Zaragoza y Córdoba.

Hace pocos días, la compañía de movilidad compartida de Cabify se ha hecho con la concesión de 1.135 bicicletas eléctricas sin base de las 3.900 que ha concedido en Ayuntamiento de Madrid. De esta manera, se ha convertido en el operador privado con más vehículos de este tipo de la capital. Además, recientemente se anunció que Movo cerrará una nueva ronda de inversión por parte de Delivery Hero valorado en 13 millones. La compañía cuenta con la participación mayoritaria de Cabify acompañada en su accionariado por Mutua Madrileña y Seaya Capital.

El sector de la movilidad eléctrica en España: un rubro en pleno movimiento

Muving, por su parte, está participada principalmente por Contreras. Además cuenta con una participación minoritaria de Motit, empresa propiedad de la Familia Cosmen, que a su vez es propietaria del grupo Alsa.

Por otro lado, este acuerdo se da a conocer poco después de que Seat haya anunciado su desembarco en el terreno del motosharing con el lanzamiento de su marca Seat MÓ en Barcelona. El Ayuntamiento de Barcelona ha lanzado un concurso de licencias para regular el despliegue de estas motos. 

Este nuevo acuerdo reconfigura un mapa del sector de vehículos eléctricos que se encuentra en pleno movimiento. Por un lado, desde 2019 varias empresas de patinetes eléctricos dejaron de funcionar, entre ellas Jump, Scoot y UFO. Por otro, emergen varias empresas que buscan posicionarse como una alternativa al transporte público.

Más noticias de movilidad urbana sostenible en Nueva Movilidad:

Con info e imágenes de | El Español

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre