Se suele hablar mucho de grandes proyectos de conducción autónoma a nivel mundial, sobre todo en Estados Unidos y China, pero la noticia de hoy tiene como origen Madrid, se trata de una ruta de autobús autónomo en la Universidad Autónoma de Madrid que representa el estreno del primer vehículo autónomo en tráfico abierto en España. Ha empezado a funcionar hoy en el Campus de la universidad madrileña.

Este servicio cuenta con la participación del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid (CRTM), la Dirección General de Tráfico (DGT) y la empresa de transporte Alsa. El autobús autónomo de la UAM está integrado dentro de la red del CRTM y presta servicio los días laborables de 7:15 a 15:15 horas, a través de un recorrido circular de 3,7 kilómetros con 7 paradas, teniendo la cabecera en la estación de Cercanías de Renfe.

El autobús autónomo de la UAM es el EZ10 100% eléctrico y accesible, tiene capacidad para 12 pasajeros (6 sentados), aforo que se ha reducido a 7 pasajeros en total para poder cumplir con las medidas preventivas frente a la Covid-19. El bus circula siempre con un técnico que puede tomar el control manual del vehículo, además de garantizar que no se supera el aforo máximo y se cumple el uso obligatorio de mascarilla.

Los beneficios del primer autobús autónomo de España

La Universidad Autónoma de Madrid da soporte para el desarrollo de distintos programas de investigación e innovación vinculados con esta iniciativa, al igual que el tejido investigador y empresarial que integra el Campus de Excelencia UAM – CSIC, aportando todo su I+D+i, muy reconocido a nivel europeo. El rol de la UAM abarcará diversas áreas, como Computación, Legal, Económico y demás.

Este autobús autónomo de la UAM viene a cristalizar la unión de varios esfuerzos que, con total seguridad, retornarán en todos los implicados, para el CTRM sin duda es un pilar para diseñar el futuro del transporte público, mientras que la universidad aporta su experiencia en investigación y permitirá abrir carreras y ramas para abordar estos proyectos, y la empresa privada, en este caso Alsa, será otro apoyo clave.

Una gran noticia poder ver en funcionamiento el primer vehículo autónomo en España, solo queda desear que sea el primer paso de un largo camino por automatizar la conducción para la prestación de este tipo de servicios, que pueden resultar muy útiles en entornos educativos, en parques empresariales, y también en distribución y entrega como Amazon, sectores que han vivido un repunte sin precedentes como consecuencia de la pandemia.

Más sobre vehículos autónomos en Nueva Movilidad:

Vía | UAM

Imágenes | Alsa

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre