Últimamente, en Barcelona, Valencia y Madrid se ha visto que el patinete eléctrico ha sido un foco importante dentro de los VMP. Ya sea porque se está diseñando y aplicando normativa, porque vemos cambios de infraestructura o porque el desarrollo tecnológico y urbano que llevan consigo es pertinente.

¿Qué tan buen regalo de navidad es el patinete eléctrico?

Este medio de transporte ha ido en creces desde un par de años atrás, pero actualmente vemos los cambios que ha hecho la sociedad para adaptarse a este vehículo. Con la normativa que la DGT está llevando a cabo y los distintos planes de movilidad urbana en España, se ha visto que para muchos el futuro está lleno de personas andando en bici y patinete eléctrico.

Las calles cambian y gozan de varios carriles de bici, lugar por el que transita el patinete eléctrico. Los lugares de aparcado son cada vez más, y los precios accesibles hacen de este VMP una opción a considerar. También hay que tomar en cuenta el poco espacio que ocupan y que no necesitan tanta inversión en mantenimiento, si lo comparas con un automóvil.

patinete electrico

Además, gracias a la normativa, la seguridad vial de la bici y el patinete eléctrico aumentará.

En resumen, al regalar un patinete eléctrico, esa persona no tendrá que preocuparse por el tránsito, ni por el estacionamiento, ni por los gastos de mantenimiento, ni por los impuestos de circulación de automóviles que se avecinan. Es una alternativa amigable con el bolsillo y con el ambiente.

¿Qué tan llenas estarán las calles de VMP eléctricos?

Según El Corte Inglés, ha habido un incremento del 40% en las ventas de bicis y patinetes eléctricos en lo que va de año. Según comerciantes en Barcelona, especializados en la venta del patinete eléctrico, existe un aumento del 100% en las ventas con respecto al año pasado. En la plataforma de tiendas online Amazon, cuantifica un incremento de 200% en la venta de estos VMP mundialmente.

Esto se debe no solamente al aumento de la necesidad y el interés en estas nuevas formas de movilidad, sino también a la variedad de tipos de patinetes eléctricos y bicicletas eléctricas que existen a la venta y la mayor accesibilidad a ellos. De distinta potencia, para distintos terrenos, para diferentes edades. Dependiendo del modelo, de la marca y propósito, los precios van desde aproximadamente los 135 a los 250 euros para niños y 350 hasta los 400 euros para adultos.