El sector de la bicicleta eléctrica ha experimentado un crecimiento exponencial, solo en 2019 se vendieron 3 millones de unidades, y hay previsiones de que puede triplicarle en los próximos 5 años. Una clara señal de que la bicicleta eléctrica ya forma parte del panorama de la movilidad urbana y que es uno de los vehículos que mejor se adapta a la situación actual, en la que muchos de nosotros buscamos alternativas más seguras frente a la pandemia pero también más sostenibles. Este gran crecimiento del sector de la bici eléctrica ha traído consigo un ‘pequeño’ problema, el de la capacidad de dar asistencia a tantos millones de clientes, un reto titánico para muchos fabricantes que, hasta hace poco, eran pequeñas startups que vendían cientos de bicis eléctricas al año.

VanMoof es uno de ellos, las bicis eléctricas del fabricante de Países Bajos se han hecho muy populares desde hace poco, han enfrentado una demanda brutal pero han tenido dificultades para dar soporte y servicio a tantos clientes, por ello, han anunciado un plan de expansión de centros de servicio físicos, pasando de apenas 8 a unos 50 repartidos por Europa y el mundo, el centro de servicio VanMoof en España tendrá que esperar, en esta primera fase no está planteado pero seguro que con el tiempo llegará. Es un punto clave para garantizar una experiencia de cliente satisfactoria, está claro que no se trata solo de vender la bicicleta eléctrica, tiene que haber un acompañamiento al cliente y contar con una red sólida en la que se puedan resolver problemas.

Como muestra de la dimensión de esta situación, VanMoof triplicó sus ventas solo durante el confinamiento global en 2020 producto de la irrupción de la Covid-19, sin duda una gran noticia, llegado al punto de rotura de stock y de colapso de web de venta y de teléfono de atención al cliente, viéndose empujados a contratar decenas de personas para la gestión de nuevos clientes. Este plan de abrir nuevos centros dedicados al servicio técnico forma parte de la estrategia global de VanMoof que combinarán con el diagnóstico remoto y lo desarrollarán en los próximos 6 meses, poniendo la atención al cliente y el servicio técnico como estandartes para la consolidación de su rol como agente de cambio hacia una movilidad más segura y sostenible.

VanMoof ampliará su presencia física pasando de 8 a 50 ciudades en el transcurso de los próximos seis meses. El objetivo es brindar el mejor servicio a los propietarios que viven en aquellas ciudades que no cuentan con Brand Store. La expansión global del servicio implica la apertura de 14 centros de servicio de última generación en Europa, EE.UU. y Japón. Cada uno ofrecerá prueba de productos, chequeos rutinarios y reparaciones de todo tipo. VanMoof también se asociará con más de 60 talleres certificados, cada uno seleccionado y capacitado para brindar el más alto nivel de servicio para las bicicletas eléctricas S3 y X3. Probablemente es a través de talleres certificados que VanMoof desembarque en España, aunque tocará esperar.

Las responsables de este éxito para VanMoof han sido las bicicletas eléctricas S3 y X3, su diseño característico y una autonomía de hasta 150 km, se suman a un motor actualizado, cambio de marchas electrónico automático y tecnología antirrobo integrada, las bicicletas eléctricas VanMoof han sido creadas para brindar la mejor experiencia de conducción. Esta nueva gama de bicis eléctricas no es solo la más innovadora y poderosa que haya fabricado VanMoof, sino que está revolucionando la forma en que nos movemos por las ciudades para siempre. Como prueba, los más de 150.000 clientes con los que cuenta VanMoof ahora mismo a nivel internacional. Las bicicletas eléctricas VanMoof se pueden adquirir en España por un precio que parte de los 1.998€.

Más sobre bicicletas eléctricas en Nueva Movilidad:

Con info de | LEVA-EUVanMoof

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre