En este Sant Jordi, marcado todavía por las restricciones del Covid, las librerías y floristerías podrán poner puestos de venta en la calle, pero únicamente aquellos establecimientos oficiales, por lo que este año habrá menos paradas de rosas de lo habitual. Es por ello que Cityscoot quiere contribuir poniendo al alcance sus motos eléctricas para que nadie se quede sin rosa y facilitar la movilidad a todas las floristerías de la ciudad. 

Cityscoot, el operador francés de movilidad eléctrica compartida, se ha asociado a la floristería TiestoBCN de la calle Balmes 435, para hacer llegar las rosas este Sant Jordi respetando todas las medidas de seguridad. El operador de motorsharing ofrece 5 minutos gratuitos a todos sus usuarios para que puedan acercarse a cualquier floristería y comprar una rosa. Si los usuarios deciden adquirir sus rosas en la floristería TiestoBCN, con la presentación  del código de descuento que Cityscoot enviará por mail a sus usuarios en el mostrador, obtendrán un descuento del 10% en su compra.

Cityscoot y Ràdio Flaixbac colaboran para entregar rosas y libros a los oyentes

Cityscoot ha cedido motos de su flota a Ràdio Flaixbac, cadena catalana de temática musical, para repartir rosas entre los oyentes. Durante dos semanas los oyentes han participado en un concurso para conseguir que un locutor de Flaixbac haga entrega en persona de una rosa y un libro el día de Sant Jordi. Los locutores acercarán los obsequios a los ganadores gracias a las motos de Cityscoot que les permitirá desplazarse de forma rápida y segura por la ciudad.

Motosharing, la alternativa sostenible y segura de movilidad en tiempos de Covid

En el contexto actual utilizar el motosharing se ha convertido en una alternativa segura, sostenible y cómoda para desplazarse por la ciudad, ir a trabajar o hacer gestiones como comprar libros o rosas.

Según el estudio Tendencias de la movilidad compartida en las ciudades españolas elaborado por Smart Mobility y ADigital, y que cuenta con la colaboración de Cityscoot, el 65% de los conductores encuestados renunciaría a su vehículo privado gracias a la existencia de alternativas de movilidad compartida. Los usuarios declaran haber encontrado en esta fórmula de transporte una ayuda para hacer desplazamientos más seguros durante la crisis sanitaria provocada por el covid-19. Así lo afirma más del 80% de los encuestados, de los cuales un 10% han empezado a utilizar esta forma de desplazamiento a raíz de la pandemia, y más de un 22% la usan ahora más.

Las motos de Cityscoot cuentan con gorros desechables que permiten crear una capa intermedia entre el casco y la cabeza del usuario. Además, los operarios de la empresa inspeccionan y desinfectan unas 150 motos diariamente con un líquido especial que elimina el 99,9% de las bacterias.

Más información y descarga de la app en Cityscoot Barcelona

Otras noticias sobre movilidad compartida en Nueva Movilidad

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre