Acuerdo entre Kymco, Super Soco y Felo para desarrollar baterías intercambiables de motos eléctricas

El modelo de baterías intercambiables crece entre las empresas. Hace algunos meses que cuatro empresas grandes de Japón (Honda, Yamaha, Kawasaki y Suzuki) alcanzaron un acuerdo para comenzar a probar este modelo. Ahora, Kymco, Super Soco y Felo, tres empresas de motos eléctricas, se unieron con el mismo objetivo. La idea es desarrollar un estándar de baterías aptas para intercambiar entre los vehículos de las tres empresas. En el caso de Kymco serán scooters, y en el de Super Soco, motos eléctricas pequeñas.

Baterías intercambiables, el futuro de la movilidad eléctrica

El sistema de baterías intercambiables podría ser el futuro de la movilidad urbana. En una industria que siempre se caracterizó por la dispersión de formatos, se avanza hacia un sistema universal. Si se consigue estandarizar la tecnología, sería un modelo en el que las baterías funcionen en diferentes marcas, no sólo las que forman parte de esta alianza. Además de las compañías japonesas, existe otro gran acuerdo en la industria. Se trata de KTM, Honda, Yamaha y el Grupo Piaggio, que se unieron por la misma razón.

FELO y Kymco comenzaron esta asociación hace dos años, en áreas de tecnología y desarrollo de producto. A este conjunto se le une Super Soco, que ha registrado un éxito de ventas a nivel mundial, y sobre todo en el Reino Unido. Este acuerdo marca el comienzo del sistema de intercambio de baterías Ionex. Este sistema estará disponible en el mercado a finales de este año. El proceso de baterías intercambiables no es nuevo, sino que ya se aplica en coches eléctricos, servicios de motosharing e incluso algunas motos y bicicletas eléctricas.

El ecológico objetivo de las baterías intercambiables para motos eléctricas

Otra de las ventajas de este sistema es la reducción del impacto en el medio ambiente. La producción de baterías es una de las partes de la fabricación de patinetes eléctricos con mayor huella de carbono. Entonces, al centralizar esa producción, se busca reducir la huella de carbono. El sistema es muy sencillo: cuando la batería de la moto eléctrica se vacíe, el usuario se dirige a un punto de intercambio y la reemplaza. Kymco ya había presentado su tecnología de intercambio de baterías Ionex en 2018. Con este acuerdo, esa oferta se amplía.

Junto con Super Soco y Felo, Kymco creará nuevas motos eléctricas diseñadas en torno a la plataforma de baterías Ionex. Otro ejemplo de este tipo de propuestas es el de Gogoro. Hace algunas semanas, este fabricante anunció la creación de una red de baterías intercambiables para motos eléctricas. La idea es que los usuarios cambien sus baterías por otras totalmente cargadas usando esta plataforma abierta. De esta manera, se evitan los tiempos de espera para hacer las recargas.

Más sobre motos eléctricas en Nueva Movilidad:

Fuente | Moto.it

Deja un comentario