La innovación en el sector de los patinetes eléctricos de alquiler no se detiene, hemos visto como varios de los grandes players han anunciado mejoras en sus patinetes eléctricos con la intención de hacer cada viaje más seguro, favorecer el orden en las ciudades pero también para obtener data y mejorar el servicio a través de la eficiencia. Lo más reciente viene de la mano de Ford y su subsidiaria Spin, que han anunciado que empezarán a probar los patinetes eléctricos S-200 con capacidad para aparcarse de manera autónoma, tecnología que estará disponible en Norteamérica y Europa a finales de este mismo año.

Este patinete eléctrico de Ford y Spin, el S-200, es un modelo de 3 ruedas, que se lanza al mercado con el propósito de mejorar la estabilidad, la capacidad de frenado y la capacidad de poder aparcarse sin necesidad de caballete lateral, punto débil de muchos patinetes y que los conductores no suelen usar correctamente, con lo cual, se evita que queden tirados entorpeciendo el paso de los peatones. Pues bien, a esto se suma una capa de tecnología punta que permitirá aparcar estos patinetes S-200 de manera remota gracias a un operario que realizaría esta tarea desde un centro de control, evitando desplazamientos innecesarios.

Todo esto es posible gracias a una gran dotación tecnológica que incluye cámaras frontales y traseras, visión computarizada, aprendizaje automático, un sistema de navegación visual y software proporcionado por la compañía Tortoise. Eso significa que, si un usuario deja el S-200 en medio de la acera, frente a un portal, en una zona de parking para discapacitados, un miembro del equipo de operaciones remotas puede reubicarlo de forma inalámbrica. Ford señala que los operadores también moverán los scooters que quedan en áreas donde es poco probable que los recojan nuevamente, punto clave de cara a la calidad del servicio.

Las primeras pruebas se realizarán en el centro de Boise, Idaho, con 300 unidades del S-200. Desde Ford y Spin aseguran que este proceso es seguro para los peatones ya que los patinetes eléctricos emitirán un sonido y podrán desplazarse a máximo 5km/h. A finales de este año, Spin ofrecerá la posibilidad de ‘convocar’ un patinete en la aplicación, permitiendo a los clientes solicitar un patinete por adelantado o en el momento. El personal de operaciones dirigirá de forma remota cualquier S-200 a la ubicación deseada. Eventualmente, los patinetes con poca batería irán automáticamente al Spin Hub más cercano para ser recargados.

Sin duda este patinete eléctrico de tres ruedas desarrollado en conjunto entre Spin y Segway-Ninebot, llega para cambiar las reglas del juego y mejorar la convivencia entre los distintos vehículos de micromovilidad y también con los peatones. Un punto clave en todo esto es que a pesar de esta capacidad de aparcarlos de manera remota, es obvio que el usuario que incumpla las normas no se librará de sanciones. Esta tecnología está diseñada para mejorar la eficiencia del servicio pero también para garantizar el orden en las ciudades, pero el sentido común y el respecto por las legislaciones locales seguirán siendo determinantes.

Son avances e innovaciones propias del sector del automóvil pero que pronto podremos disfrutar en los trayectos que hagamos con patinetes eléctricos de alquiler. La propia Spin anunció hace poco que sus patinetes de dos ruedas contarán con asistencia a la conducción, los de Bird contarán con frenada automática de emergencia, mientras que los de Voi tendrán visión computarizada. En resumen, entramos en una nueva era de la micromovilidad compartida, en la que la seguridad, la recogida de data y la optimización de cada trayecto serán los puntos clave para estas empresas tras una pandemia que ha tenido impactos diversos.

Más sobre patinetes eléctricos en Nueva Movilidad:

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre