Luego de que Tier Mobility anunciara su proyecto de estaciones de intercambio de baterías para sus patinetes eléctricos en toda Europa, ese modelo se anuncia en Francia. La ciudad de París lanzará un piloto de carga universal para micro-movilidad. El proyecto, desarrollado por el proveedor de Duckt, consiste en instalar 150 muelles, esclusas y puntos de carga en el área de París Rive Gauche. El objetivo es demostrar cómo la infraestructura puede acelerar la micro-movilidad para reducir el impacto climático en la ciudad.

Las bases de recarga para patinetes eléctricos se instalarán en París en el segundo trimestre de 2021

El proyecto es una asociación entre la compañía de innovación de energía sostenible EIT InnoEnergy, Duckt y el municipio de París. Se espera que se empiecen a instalar las bases de recarga en el segundo trimestre del año. Esta iniciativa respalda el deseo del alcalde de reducir al mínimo el uso de automóviles y aumentar la peatonalización. Además de fomentar el uso de patinetes eléctricos y bicicletas. Según Duckt, este proyecto ayudará a organizar el espacio público y reducirá los costos de operación. 

Se calcula actualmente en París casi 15.000 patinetes eléctricos en las calles cada día. Esta circunstancia hace que las políticas de micromovilidad sean necesarias. La solución adaptable se puede conectar a paneles publicitarios, estaciones de autobuses y alumbrado público para proporcionar una fuente de energía. Por otro lado, a partir de 2024, los conductores de automóviles no podrán conducir un automóvil diésel en París. Y para 2030, los automóviles a gasolina estarán prohibidos. 

París, una ciudad que fomenta el uso de patinetes eléctricos

Este modelo también había sido probado por Voi. La empresa anunció que colaborará con Bumblebee Power en pruebas de energía inalámbrica para vehículos de movilidad personal. Según el country manager de Francia en Duckt, este proyecto es un paso más en el plan de París como ciudad de 15 minutos. Anunciado a principios de este año, la idea es crear en París vecindarios donde las necesidades esenciales de todos los residentes estén en 15 minutos en bicicleta o caminando. La idea es  devolver a los parisinos el pleno uso de sus calles.

Parece que los vehículos de micromovilidad han llegado a París para quedarse. De hecho, un estudio de Lime señala un aumento del 15% en la cantidad de viajes en bicicleta y patinetes eléctricos en la ciudad. Además de ese aumento, se registró un 65% más en la distancia recorrida entre febrero y junio de 2020. Una vez que el piloto de bases de recarga haya estado operativo durante 12 meses, se considerará su implementación comercial.

Más sobre patinetes eléctricos en Nueva Movilidad:

Vía | Smart Cities World

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre